Lanzará Audi nueva generación del Q5 PDF Imprimir E-mail
Empresas / Empresarios
Escrito por Redacción Urbeconómica   

El grupo Audi anunció el lanzamiento de dos nuevos SUV para 2019, tres autos eléctricos para 2020 y una renovación de importantes modelos de la gama en 2018, incluido el Q5 armado en la planta Puebla.

 

En la conferencia anual, directivos de la marca de los cuatro aros indicaron que la facturación del Grupo Audi se incrementó hasta los 59 mil 300 millones de euros en 2016 y su retorno operativo sobre las ventas, antes de las partidas especiales, fue del 8.2 por ciento.

La compañía destinó mil 800 millones de euros para la resolución del asunto relacionado con el motor V6 3.0 TDI diésel y los airbags Takata.

Rupert Stadler, presidente del Consejo de Dirección de AUDI AG, dijo que “2016 ha sido un año de grandes desafíos para nuestra compañía”, pero cerró con una fuerte facturación estableciendo el camino para el futuro”.

Como parte de su iniciativa eléctrica, durante los tres últimos años Audi ha formado a más de 6 mil  empleados para que trabajen con este tipo de tecnología.

La marca alemana de autos Premium actualizará significativamente su gama de modelos en los próximos años.

Además del lanzamiento del Audi A8, a lo largo de 2017 se irán introduciendo sucesivamente en el mercado nuevas generaciones de modelos con importantes volúmenes de ventas, como el Audi Q5 y el Audi A5.

También el Audi Q2 estará ya disponible en otros mercados internacionales y está prevista la llegada de otro nuevo modelo para 2019: el Audi Q4.

El año pasado,  Audi aumentó sus entregas mundiales de vehículos en un 3.6 por ciento, lo que supone un nuevo récord de  un millón 867 mil 738 automóviles

A pesar de las complicadas condiciones,  Audi destinó mil 632 millones de euros en 2016, para resolver el caso del motor V6 3.0 TDI diésel en los Estados Unidos.

También se estableció otra partida especial de 162 millones de euros (2015: 70 millones de euros) en relación con el posible defecto de los airbags Takata.

Además, el grupo  financió con recursos propios las inversiones requeridas. En 2016, la compañía desembolsó un capital de 3 mil 400 millones de euros y este año, Audi tiene previsto unos gastos de capital equivalentes a un volumen del 5.0 al 5.5 por ciento del total de su facturación.