Desmiente Renault acusaciones de fraude en sus motores PDF Imprimir E-mail
Sectores Económicos

La firma de autos de origen francés Renault desmintió las acusaciones realizadas por instancias oficiales relacionadas con modificaciones a motores de manera fraudulenta para homologar sus autos a las normas ambientales vigentes.

 

 

El director delegado para la competitividad de la empresa, Thierry Bolloré, explicó que Renault no hace trampas y aseguró que todos los vehículos han sido homologados conformemente a la legislación en vigor.

Reiteró que los vehículos no están equipados de programas tramposos luego de que la Oficina francesa de Represión de Fraudes (DGCCRF, por sus siglas en francés) afirmó que sospecha que Renault utilizó “estrategias fraudulentas” desde hace 25 años para falsificar los controles de homologación de algunos de sus motores.

Francia investiga a sus fabricantes desde que en septiembre de 2015 se descubriera el escándalo del “dieselgate” en la fabricante alemana Volkswagen, que falsificó los controles de los motores diesel de algunos de sus autos.