Salud / 7 Consejos que toda persona que vive con diabetes debe saber PDF Imprimir E-mail
Nuestros Columnistas
Escrito por Insight Comunicación   

La Diabetes es una enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina (una hormona que regula el nivel de azúcar, o glucosa, en la sangre), y/o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce1.

 

Actualmente, esta enfermedad se ha convertido en un importante problema de salud pública y es una de las cuatro enfermedades no transmisibles (ENT) seleccionadas por las instancias de salud mundiales para intervenir con carácter prioritario1.

En las últimas décadas, la diabetes ha aumentado su prevalencia rápidamente. Tan sólo en 2014, había en todo el mundo, más de 422 millones de adultos con esta enfermedad, frente a los 108 millones de 1980. Así, la prevalencia mundial (normalizada por edades) de la diabetes, casi se ha duplicado desde ese año, pues ha pasado del 4.7 por ciento al 8.5 por ciento en la población adulta. Conllevando a un incremento de los factores de riesgo conexos, como el sobrepeso o la obesidad1.

Específicamente en México, durante el 2015 se estimaban más de 11 millones de pacientes con diabetes. Además, hay aproximadamente 3,884 millones de personas sin diagnosticarse. La prevalencia en adultos (20-79 años) se estima en 14.7 por ciento.

De lo anterior, se desprende que la tasa de mortalidad se ha elevado significativamente. Tan sólo en 2015 fallecieron 76 mil 298 personas adultas en la República Mexicana, debido a este padecimiento5.

6 hechos sobre la diabetes en la actualidad

En 2012, la diabetes provocó 1.5 millones de muertes. Mientras que un nivel de glucosa en la sangre superior al deseable provocó otros 2.2 millones de muertes, al incrementar los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de otro tipo. De estos 3.7 millones de muertes, el 43 por ciento ocurrió en personas con menos de 70 años1.

Menos del 50 por cietno de los pacientes con diabetes logran adherirse al tratamiento y conseguir los objetivos glucémicos recomendados por la American Diabetes Association. Esto, a pesar de las opciones de terapia disponibles para diversas etapas de la diabetes tipo 22.

Una hipoglucemia severa puede causar accidentes, lesiones, coma y la muerte. La hipoglucemia es una condición que se caracteriza por niveles bajos de glucosa en la sangre (anormales), usualmente menos de 70 mg/dl3. Existen estudios recientes (de la vida real) como el Odyssée que han demostrado que un esquema de tratamiento con dos antidiabéticos orales mejora notoriamente la duración del tratamiento sin necesidad de modificaciones y reduce la proporción de pacientes que informan haber tenido un episodio de hipoglucemia4.

La mayoría de las personas afectadas padecen Diabetes tipo 2. Antes este tipo solía ser exclusivo de adultos, pero ahora también se da en menores de edad. Este tipo de diabetes se caracteriza porque el organismo no puede utilizar adecuadamente la insulina que produce1.

Todos los tipos de diabetes pueden provocar complicaciones e incrementar el riesgo de muerte prematura. Entre las posibles complicaciones se incluyen: ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, amputación de piernas, pérdida de visión y daños neurológicos. Durante el embarazo, si la diabetes no se controla de forma adecuada, aumenta el riesgo de muerte fetal y otras complicaciones1.

La diabetes de tipo 1 no puede prevenirse con los conocimientos actuales. Solamente existen enfoques efectivos para prevenir la diabetes de tipo 2, así como las complicaciones y la muerte prematura que pueden derivarse de todos los tipos de diabetes. Entre estos destacan: practicar ejercicio físico con regularidad, mantener una alimentación sana, evitar fumar y controlar la tensión arterial y los lípidos1.