Dona VWM auto híbrido a la BUAP para procesos de enseñanza-aprendizaje PDF Imprimir E-mail
Empresas / Empresarios
Escrito por Redacción Urbeconómica   

La empresa Volkswagen de México donó a la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) de la BUAP, un auto híbrido que permitirá el mejor desarrollo de habilidades y competencias de los estudiantes, en plataformas de este tipo a nivel a industrial.

 

La máxima casa de estudios en Puebla se convierte en la primera institución en el país con esta tecnología de vanguardia

El rector Alfonso Esparza Ortiz dijo que con este vehículo, que funciona con gasolina y energía eléctrica, estudiantes y académicos podrán experimentar en condiciones reales con dispositivos novedosos y desarrollar proyectos innovadores o mejoras a los sistemas.

Esta donación se suma a otras que ha realizado la firma alemana para apoyar la infraestructura de la FCE de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), una plataforma de motor a diesel Beetle, dos robots industriales, una cámara anecoica y una más de Faraday.

Para el uso de este auto, Volkswagen capacitó y certificó a ocho profesores de la facultad sobre medidas de seguridad, desconexión de batería y otros aspectos acerca del manejo de este tipo de tecnología que utiliza 650 volts.

Este vehículo se fabrica en México –bajo el modelo Jetta-, pero se vende en Estados Unidos, con un costo aproximado de 26 mil dólares. Tiene un rendimiento de 19 kilómetros por litro en ciclo combinado, es decir, funcionan en conjunto los motores eléctrico y de gasolina.

Thomas Karig, vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, reconoció el esfuerzo de la administración central por dotar de tecnología de última generación a sus alumnos, tener instalaciones adecuadas y ocho profesores capacitados en el uso de esta plataforma.

Dijo que este modelo tecnológico, señaló, simboliza una nueva era en la historia del automóvil, pues en las próximas décadas cambiará radicalmente el modelo de tracción del automóvil y de negocios, modificando el argumento de venta. Para enfrentar estos retos, la industria automotriz requerirá personal capacitado, de ahí que la vinculación empresa-universidad sea cada vez más necesaria.