Salud / Tendencias en el uso de métodos anticonceptivos PDF Imprimir E-mail
Nuestros Columnistas
Escrito por Braulio Otero Flores   

En México, aproximadamente 60 por ciento de los embarazos no planeados se presenta en adolescentes entre 15 y 19 años. Por otra parte, la tasa de embarazos no deseados es de 37 por ciento en mujeres de más de 35 años.

 

Un embarazo no planeado es aquel en el que hubo ausencia de métodos anticonceptivos, mientras que un embarazo no deseado es aquel que llega de improviso por alguna falla en el método de planificación.

La incidencia en embarazos no planeados y el aumento de los embarazos no deseados, que en un gran número de ellos terminan en abortos inducidos los que al complicarse pueden ser causa de muerte materna, son las principales razones por las que el desarrollo y uso de los métodos anticonceptivos de larga duración continúan posicionándose en nuestro país y el resto del mundo.

Actualmente  dentro del sector público de nuestro país contamos con 14 métodos anticonceptivos temporales y 2 definitivos. En el primer grupo están los hormonales como la inyección, dispositivos intrauterinos, las píldoras, el parche y el implante subdérmico. En el segundo grupo tenemos la vasectomía y la salpingoclasia (ligadura de trompas).

Tendencias

Uno: El uso de anticonceptivos tradicionales como el coito interrumpido o el ritmo va en declive de 6.4 a 4.8 por ciento debido a la poca efectividad que han presentado. Mientras que en el post-evento obstétrico (después de un parto, aborto o cesárea) la escala ascendente de mayor uso está el dispositivo intrauterino (DIU o T de cobre o el SIU con hormona) 46 por ciento, salpingoclasia 30 por ciento y los hormonales 23 por ciento. En este último grupo, el implante subdérmico ha incrementado su aceptación colocándose en un  7 por ciento de uso.

Dos: Los métodos de larga duración están siendo la mejor opción para evitar embarazos no planeados, debido a su efectividad mayor al 99% y a su reversibilidad inmediata, sin olvidar su comodidad, reducción de costos y menor dependencia. Entre los más solicitados se encuentran el implante subdérmico, y el dispositivo intrauterino, siendo el más efectivo entre ellos el implante (una varilla muy pequeña que el médico coloca debajo de la piel en el antebrazo), sugerido para usar por 3 años, el cual se encuentra en nuestro país desde hace 14 años.

Tres: La composición de los anticonceptivos de emergencia también ha evolucionado, cada vez se usa menos la pastilla del día siguiente con hormonas combinadas. Y actualmente se utiliza con una sola hormona en una o dos pastillas que pueden usarse hasta 3 días posteriores al coito no protegido.

Cuatro: En países europeos, asiáticos y americanos, cada día hay más investigación y pruebas de métodos hormonales para aplicar en hombres. Aunque aún no existe un anticonceptivo ideal para el varón, se estudia la posibilidad de que sea un implante subdérmico combinado con inyecciones o incluso métodos reversibles, como tapones de silicona colocados en el conducto deferente por donde pasan los espermatozoides y que posteriormente podrían disolverse o retirarse haciendo posible la recuperación de la fertilidad en ese varón.

Cinco: El futuro de los anticonceptivos se dirige a desarrollar e implementar  el chip subcutáneo que regulará la liberación de hormonas que inhiban el proceso de ovulación. Este chip se podrá controlar a través de dispositivos inteligentes como el celular y su tiempo de duración podrá ser hasta de 15 años.

Por: José Braulio E. Otero Flores