Peso mexicano tenderá a la estabilidad: Derbez PDF Imprimir E-mail
Mercados
Escrito por Redacción Urbeconómica   
Jueves, 13 de Abril de 2017 11:00

El excanciller Luis Ernesto Derbez estimó que hay señales de estabilidad macroeconómica en México, que llevan a pensar en una mejor paridad del tipo de cambio peso-dólar y mayor austeridad real en el gasto público.

 

El peso dependerá del comportamiento de la deuda, más allá de los vaivenes propios de las actuaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero en principio puede esperarse un mejor escenario ante las acciones del gobierno mexicano para renegociar la deuda, expuso.

El también rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), consideró adecuado el comportamiento de Banco de México al subir las tasas de interés, mantener una política cambiaria al otorgar coberturas, que resulta más lógico que vender dólares, como lo hizo en meses pasados.

Refirió que el peso está retornando a sus niveles, incluso previos a la elección en Estados Unidos, lo cual sumado al hecho de que la Secretaría de Hacienda está mandando el mensaje de que la austeridad va a continuar genera un clima de mayor estabilidad económica.

En la parte monetaria y cambiaria está haciendo las cosas correctamente, parece que también está haciendo lo mismo la Secretaría de Hacienda, habrá que ver los indicadores en dos o tres meses, apuntó.

Por otra parte consideró que los recientes reveses en políticas de Donald Trump en torno al rechazo del Senado para desmantelar el “Obama care” y otros programas lo llevarán a replantear el escenario de su propuesta de política fiscal.

Añadió que más allá de eso también lo que ocurre en Estados Unidos refleja la importancia de estructuras institucionales, donde la parte legal detiene los excesos, es decir, desde el punto de vista legislativo funcionan los contrapesos.

Recalcó que México debiera de ver esta situación, en el sentido de una estructura institucional para que cosas como las que estén intentándose en Estados Unidos no se repliquen e incluso no estemos preocupados por quién va a ser el presidente del país, porqué lo va a controlar el sistema institucional.