México, de los destinos preferidos para turismo de aventura PDF Imprimir E-mail
Sectores Económicos
Escrito por Redacción Urbeconómica   

Una investigación de Adventure Travel Trade Association (ATTA), destaca que en la oferta mundial de esta categoría Nueva Zelanda, Australia y Centroamérica, que incluye a México, serán los tres destinos preferidos por los viajeros en 2017, lo que representa una oportunidad de negocio para más de mil empresas mexicanas especializadas en este sector.

Estadísticas de la Secretaria de Turismo indican que de los 32 millones de viajeros que recibió el país el año pasado, más de 6 millones compraron paquetes y practicaron una actividad de turismo de aventura.

La oferta mexicana para este tipo de viajeros la integran 174 áreas naturales protegidas; 67 parques nacionales; cinco monumentos naturales; ocho áreas de recursos naturales; 35 áreas de flora y fauna y 18 santuarios.

Es por eso que AIG Seguros México señala que el sector asegurador también se ha transformado y han tenido que incorporar productos con modalidades como pólizas exclusivas para viajes internacionales, viajero frecuente, cruceros o turismo de aventura.

“Nuestro seguro de turismo de aventura está dirigido a las agencias de viaje, operadores y prestadores de servicio enfocados en este nicho, incluidas pequeñas y medianas empresas”, explicó Carlos Urdaneta, responsable de Accidentes Personales y Viajes de AIG Seguros México.

Entre las áreas protegidas están la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán y la Sierra Gorda, el Parque Nacional Cumbres Monterrey, el de Cuatrociénegas, el Cañón de Santa Elena o la Meseta de Cacaxtla, entre otros.

La Organización Mundial de Turismo (OMT) destaca que este segmento crece a una tasa anual de 17 por ciento, con una estancia promedio de ocho días y una derrama de 3 mil dólares por persona.

Los  viajeros de aventura buscan experiencias transformadoras, motivados por un deseo de crecimiento y cambio personal, peligro y la potencia, pero también busca entornos naturales, aprendizaje y la vivencia de experiencias significativas.

De ahí que buscan actividades como senderismo, trekkin, kayak, rafting, escalada, ciclismo de montaña, buceo, espeleología o camping.