Destaca académica UDLAP avance en área de farmacia hospitalaria PDF Imprimir E-mail
Mipymes
Escrito por Redacción Urbeconómica   

En el marco del 3er Simposio Nacional de Farmacia Hospitalaria, la investigadora de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), Lucila Isabel Castro Pastrana, destacó la necesidad de analizar cuánto se previene en costos si se optimizan procesos, seguimiento de pacientes o tecnologías avanzadas que permitan reducir errores en la administración de medicamentos.

 

Durante el simposio organizado por el Colegio Mexicano de Farmacia Hospitalaria A.C., que se llevó a cabo en el Hospital Christus Muguerza de Alta Especialidad de Monterrey, impartió la ponencia “Impacto económico de los errores de medicación”.

Explicó que la idea de este proceso es mapearlos, caracterizarlos y una vez que se sepa cuáles son los que ocurren con mayor incidencia se puedan costear.

“Si conocemos los costos que evitamos si prevenimos errores de medicación optimizando procesos, nos daremos cuenta que esos recursos económicos pueden ser utilizados para tecnologías sanitarias para las cuales antes no había dinero, o para tener acceso a medicamentos costosos”, subrayó.

“Para cubrir esta parte presenté investigaciones que hemos realizado en la UDLAP en conjunto con el Hospital Juárez de México y con el Hospital ISSSTEP de Puebla, en donde exploramos cuánto se previene de costos si implementamos optimización de procesos, seguimiento de pacientes o tecnologías avanzadas que permitan reducir errores en la administración de medicamentos.

Finalmente, las conclusiones que di en el simposio fueron que si se puede evitar costos mapeando los errores de medicación se puede entonces tener recursos para nuevos medicamentos costosos o tecnología innovadora para el sistema de medicación de los hospitales”.

Comentó que hoy el tema de gran relevancia en México en el área de la medicina es el referente a la certificación de hospitales, el cual comprende muchos rubros entre ellos el relacionado al manejo y uso de medicamentos, en el cual se contempla la optimización de muchos procesos de gestión clínica que sí requieren de una reingeniería, un cambio de cultura organizacional y que todos se preocupen por la seguridad del paciente.

“Actualmente se nota un avance importante en farmacia hospitalaria en nuestro país porque ya todos hablan un lenguaje moderno y los hospitales han optimizado sus procesos de manera muy avanzada”.