Mejoran previsiones de crecimiento en México, pero con presiones en paridad cambiaria e inflación PDF Imprimir E-mail
Mercados
Escrito por Mauricio García León   
Jueves, 18 de Mayo de 2017 09:11

México mantiene resiliencia en su economía, especialmente ligada al consumo privado, con crecimiento del 1.7 y 2.5 por ciento en 2017 y 2018, un dólar de 19.50 a 20 pesos, inflaciones cercanas al seis por ciento, así como expectativas de que la tasa de referencia de interés sume dos ajustes más y cierre en 7.25 por ciento.

 

 

Así lo expuso el director de Análisis de CitiBanamex, Omar Taboada, quien dijo que en contraste a las expectativas de enero a la llegada de Donald Trump, las aguas están en su nivel, cosas más optimistas, revisándose al alza las previsiones de crecimiento.

Incluso, detalló, la Bolsa Mexicana de Valores tiene rendimientos en dólares de 18.4 por ciento en primer trimestre, en contras a 15 por ciento de emergentes y los niveles del seis y siete por ciento en los índices Dow Jones y S&P.

Indicó que será la renegociación del TLCAN la que pueda generar variaciones en los indicadores macroeconómicos, que podrán presionar a la paridad cambiaria en el segundo semestre, en tanto que en Riesgo País mantenemos niveles comparables a los de India o Colombia.

Taboada recomendó la combinación de portafolios y buscar un riesgo acotado para que se tengan los mejores rendimientos: Japón y Europa se ven atractivos, mientras que en países emergentes Corea, Taiwan, Rusia, Brasil y Chile están sobreponderados.

Ello en contraste con México que está subponderado por el tema político electoral 2018, la revisión de sus calificaciones crediticias, la falta de inversión pública y privada a la expectativa de la renegociación del Tratado de Libre Comercio.

Mientras, en sectores, prevalece la apuesta por energía, financiero y tecnologías de la información.

En torno a Estados Unidos, señaló que hay cosas de la economía que se ven bien, más allá de lo político, con tasas de crecimiento de 2.1 por ciento en 2017 y 2.6 por ciento en 2018, aunado a la posibilidad de baja de impuestos, mejoras en el entorno laboral, bancos bien capitalizados y crecimientos en consumo, así como alzas en tasas de interés y un dólar fuerte.

No obstante hay riesgos si el Congreso apoya o no las medidas de Trump en torno a reducir las tasas impositivas al 15 por ciento y si se emprende una guerra comercial y acciones militares frente a Corea.

El tema de bajas las tasas de impuestos es que se generaría un hoyo con un déficit de un trillón de dólares, que solamente podrán revertirse si se repatrían las suficientes inversiones para hacer crecer del dos al tres por ciento la economía, refirió.