Menú Finanzas personales

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Siguenos en:

  • Facebook: urbeconomicanews
  • Twitter: urbeconomica
  • YouTube: urbeeconomica
Mujeres, en desventaja con sistema de ahorro y pensiones PDF Imprimir E-mail
Finanzas Personales
Escrito por Redacción Urbeconómica / Agencias   

En materia de ahorro para el retiro, las mujeres se encuentran en desventaja, afirmó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). La población femenina representa el 39.2 por ciento de las cuentas, mientras que el 60.8 por ciento pertenece a los hombres.

 

Lo anterior se debe a que las mujeres permanecen menos tiempo en el mercado laboral, reciben en promedio menos ingresos y viven más años, por lo que su pensión será sensiblemente menor a la de los hombres.

La Consar indicó que un reto del actual sistema es buscar una solución para mitigar esta desventaja y es que por edad, de las personas que ya están a pocos años de retirarse, con más de 60 años, el 26.4 corresponde a las del sexo femenino y 73.6 al masculino.

También existen diferencias entre el sector urbano y rural, ya que en el primer caso, el 40.7 por ciento de la población adulta tiene una cuenta en alguna Afore, cifra que se reduce a 17.7 por ciento en el sector rural, según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera.

Además, un estudio de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) revela que la proporción de mujeres que ahorran es de 48 por ciento, contra el 55 por ciento de los hombres; las que ahorran para el retiro son 28 por ciento, contra 40 por ciento de los varones.

El elevado porcentaje de mujeres dedicadas sólo al hogar, así como su condición de género, constituyen un serio obstáculo para el ahorro, la toma de decisiones sobre los ingresos del hogar, la inclusión financiera y la comprensión de conceptos financieros básicos.

Es así que otro de los retos del sistema de ahorro para el retiro son ampliar la cobertura, elevar la tasa de contribución, incorporar a los trabajadores independientes, y elevar el ahorro voluntario.

Así como elevar la densidad de cotización (mayor proporción de la vida laboral cotizando), incorporar al sistema desde edad temprana, así como ampliar el régimen de inversión, continuar disminuyendo las comisiones y ampliar el portafolio de las Afores.