Defiende Coparmex su propuesta fiscal PDF Imprimir E-mail
Mesoregiones
Escrito por Redacción Urbeconómica / Agencias   

Pese a que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade descartó modificaciones en materia fiscal para 2018, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) defendió su propuesta, al señalar el actual sistema se encuentra en su cuarto año de aplicación y hasta ahora, sus resultados de recaudación son positivos, pero no se debe reducir la importancia a la recaudación.

 

 

La organización patronal que dirige Gustavo de Hoyos Walther, expuso que se requiere un sistema tributario que, además de fortalecer los ingresos públicos, promueva la inversión, el ahorro y el empleo en la economía formal.

"No nos conviene esperar una crisis para hacer ajustes, este es justo el momento para buscar los cambios que se requieren para fortalecer la dinámica de crecimiento", argumentó.

De esta manera, el dirigente destacó la necesidad de impulsar la economía en las regiones que se han rezagado, elevar la inversión privada, reducir la informalidad y lograr una mejor calidad de vida de más mexicanos vía mayores niveles de ingresos y dejar atrás el estancamiento del poder adquisitivo.

Agregó que las elecciones de 2018 no deben significar parálisis; por el contrario, "hay tiempo para alinear el sistema fiscal a las mejores prácticas internacionales, para elevar la competitividad y potenciar el crecimiento, por supuesto cuidando siempre la disciplina fiscal para bajar el endeudamiento que se generó en los años pasados".

Insistió en que su propuesta fiscal no pretende, en forma alguna, quitar recursos al gobierno federal, sino que busca mecanismos para ampliar la base gravable, para que más personas contribuyan y paguen impuestos y de esa manera se incrementen los ingresos tributarios.

Añadió que con este planteamiento se buscan beneficios con base en medidas graduales, algunas de las cuales sólo requieren de voluntad política y de un decreto para autorizar, por ejemplo, la deducibilidad al ciento por ciento de las prestaciones laborales, así como las aportaciones efectuadas para la creación o el incremento de reservas para fondos de pensiones y jubilaciones, complementarias a las que se establece en la Ley del Seguro Social.

Adelantó que ante legisladores federales impulsarán su propuesta para que se aprueben medidas que incentiven la creación de empleos, alineados a las mejores prácticas internacionales a los principales impuestos, como el ISR, mediante una reducción gradual de un punto porcentual por año, hasta alcanzar el nivel promedio de los países miembros de la OCDE, que es de 24.66 por ciento. Indicó que los beneficios de su propuesta serían también para las personas, mediante la reducción del ISR para quienes perciben ingresos menores a 10 mil pesos.

En materia de impuestos al consumo, la propuesta considera ampliar la base de contribuyentes, a través de una reducción gradual de los gastos fiscales del Impuesto al Valor Agregado (IVA), con mecanismos compensatorios y definidos para proteger a los hogares de menores ingresos.

"Ponemos en la mesa nuestra propuesta para que se analice, se debata y se mejore donde esto sea posible. Abarca temas fundamentales para dar certidumbre jurídica a los contribuyentes, para hacer de la simplificación fiscal un proceso de mejora continua", concluyó en su mensaje semanal.