Menú Finanzas personales

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Siguenos en:

  • Facebook: urbeconomica
  • Twitter: urbeconomica
  • YouTube: urbeeconomica
Alimentos en festejos patrios generan aumento de peso PDF Imprimir E-mail
Finanzas Personales
Escrito por Redacción Urbeconómica   

La dieta de los mexicanos en fiestas como las patrias o navideñas que se compone de platillos ricos en grasa, irritantes, carbohidratos y azúcares acompañados de las bebidas alcohólicas, propicia un incremento de hasta 15 por ciento de peso, aunado a los malestares estomacales.

 

 

La coordinadora de Nutrición de la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en Puebla, Mayra Vega Díaz, expuso que lo anterior se debe a que el organismo sufre alteraciones metabólicas y existen descompensaciones del aparato digestivo, principalmente por la variedad los platillos que se consume.

Agregó que otra consecuencia es la dispepsia o malestar estomacal, que este padecimiento se caracteriza por un sensación dolorosa en la parte alta del abdomen y por lo general se acompaña de náuseas, inflación del estómago, erectos y otras veces con vómito.

La nutrióloga recomendó comer raciones pequeñas, “si comemos pozole, de preferencia que sea de pollo, quitar los excesos de grasa en los alimentos, un máximo de dos tostadas, evitar el consumo de irritantes y condimentos, incrementar el consumo de verduras y disminuir el del maíz”, puntualizó.

En el caso de las bebidas alcohólicas, la especialista puntualizó que no son recomendables en exceso y siempre su ingesta debe ser acompañada con alimentos, para retrasar su llegada al flujo sanguíneo, además señaló que el hígado femenino metaboliza más lento el alcohol.

En este sentido, dijo que estos malos hábitos traen a la población obesidad y sobrepeso, por eso invitó a que los derechohabientes acudan a sus clínicas, al servicio de Nutrición, para que se les oriente, conozcan y tengan una educación alimenticia, y en estas fechas disfruten del festejo patrio.

Exhortó a la ciudadanía a que el consumo entre cada platillo se dé un reposo, que la ingesta sea antes de las ocho de la noche para que al organismo tenga los tiempos necesarios para la absorción de lo que se ha ingerido, concluyó Vega Díaz.