Analizan en la UDLAP prevención de desastres naturales PDF Imprimir E-mail
Mipymes
Escrito por Redacción Urbeconómica   

El tema de riesgos y desastres naturales es algo que afecta y duele a todos los países, destacó Humberto Marengo Mogollón, especialista en ingeniería civil, obras hidráulicas y manejo de riesgos y desastres naturales, en el marco de la Cátedra UNESCO en Riesgos Meteorológicos y el Departamento de Ingeniería Civil de la UDLAP.

 

“Lo más curioso es que año con año nos estamos enfrentando a este problema y dependiendo de la magnitud del mismo es que reaccionamos en mayor o menor medida, pero no hay todavía una cultura de escuelas de líneas de investigación evocadas a lo que es el estudio de riesgos y prevenciones”, mencionó.

Dijo que como sociedad y como ingenieros se necesita hacer un mayor énfasis en esta parte de los estudios, “pues no se está haciendo la infraestructura que necesita la sociedad”.

Durante su presentación el especialista mostró algunos de los desastres naturales que han ocasionado problemas sociales en diferentes comunidades, así como los trabajos que se han elaborado en esta área.

“Algunos de los peligros catalogados como desastres naturales son: sismos, erupción volcánica, tormentas, huracanes, deslizamientos”.

Destacó que México está en una zona expuesta a trayectorias ciclónicas; hay sismos como el ocurrido el pasado 19 de septiembre; con respecto a peligros volcánicos tenemos cerca al Popocatépetl, volcán activo; en cuanto al tema de los riesgos hidrometeorológicos y cambio climático es algo que merece toda nuestra atención pues tenemos el efecto de huracanes cada vez más fuertes que dejan una gran cantidad de afectados.

"Este año en especial, tuvimos grandes problemas de inundaciones en las ciudades”, afirmó Marengo Mogollón.

En cuanto a las importancia del agua para la sociedad, dio a conocer que la sociedad enfrenta tres problemas básicos: su calidad, escases y el exceso de la misma. “En muchos lugares del mundo el tener acceso al agua y a la energía distingue a un país de ser pobre o de no serlo”.

Además que en México hay un problema muy fuerte en cuanto a calidad del agua, “es un problema de conciencia multidisciplinario en el que tendríamos que hacer acciones verdaderamente importantes para tratar de coadyuvar para resolverlo.

“Hay zonas pobres de México como en las sierras de Oaxaca y Guerrero en donde no hay el acceso a los medios salubres. Hay un problema social y político muy fuerte. La gente se asienta debajo de las presas o junto a los causes de los ríos y las autoridades lo permiten, lo que deja ver que hay un problema multidisciplinario grave de orden y aquí es donde los ingenieros podemos entrar y hacer un estudio cuidadoso, detallado y con propuestas para resolver este tipo de problemas”, concluyó.