Promueve SEDIF participación infantil para el desarrollo de ciudades PDF Imprimir E-mail
Mesoregiones
Escrito por Redacción Urbeconómica   

La presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF (SEDIF), Dinorah López de Gali inauguró el encuentro “Pido la Voz Puebla”, donde niñas y niños representantes de los 217 municipios intercambiarán puntos de vista y establecerán propuestas para tener ciudades más amables.

 

Este encuentro fue posible gracias al apoyo de ONU Hábitat, el Colegio de Jurisprudencia Urbanística, la Secretaría de Educación Pública y Coparmex.

López de Gali destacó que para la administración que encabeza el gobernador Tony Gali, es fundamental la creación de espacios de participación para la niñez, ya que ese es su derecho y, por lo tanto, se debe promover y proteger.

“Sabemos que todos ustedes tienen plena conciencia de lo que pasa a su alrededor e incluso, tienen propuestas de solución a distintos problemas sociales y ambientales. Por ello, es de suma importancia abrir estos espacios de participación, escucharlos y atender sus alternativas”, expresó.

La titular del SEDIF refirió que la campaña “Donde hay un poblano, hay compromiso” se inspiró en la preocupación que expresaron niñas y niños durante el Parlamento Infantil en el sentido de que la falta de valores es una causal de los problemas que nos aquejan.

En su mensaje, Alfredo Manrique Reyes, representante de ONU Hábitat en Colombia y Ecuador, explicó que este ejercicio, basado en el modelo Urban Thinkers, es una oportunidad para construir ciudades más amables en beneficio de todos y corregir los desafíos actuales.

Explicó que los resultados de este congreso –que durará tres días- se expondrán en el Foro Urbano Mundial WUF9, el cual se celebrará en Kuala Lumpur en febrero próximo.

Por último, José Antonio Quintana Gómez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Puebla, dijo que el propósito de este tipo de foros es generar una nueva idea de urbanismo en donde se reconozcan los derechos humanos y las obligaciones ciudadanas, se respete el medio ambiente y se escuche la voz de la niñez.