Bolsas del mundo dan campanazo a favor de igualdad de género PDF Imprimir E-mail
Empresas / Empresarios
Escrito por Redacción Urbeconómica   

Más de 60 bolsas de valores en todo el mundo dieron el Campanazo en favor de la Igualdad de Género en América Latina, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer en 2018, con lo que se busca destacar que el sector privado puede incentivar la participación de la mujer en la economía global y promover el desarrollo sostenible.

 

“Debemos impulsar el desarrollo económico a través de la igualdad de género”, dijo Stephanie von Friedeburg, directora en Jefe de Operaciones de IFC. “Con más de 18 billones de dólares en poder adquisitivo, las mujeres tienen el poder de transformar la economía global”.

Estudios muestran que el talento de las mujeres se encuentra entre los recursos económicos y empresariales menos utilizados en todo el mundo, destacó la Corporación Financiera Internacional (IFC).

Abrir caminos, incluso pequeños, para reducir la brecha mundial entre géneros arrojaría rápidamente buenos resultados —aumentando el producto interno bruto de los países en 5.3 billones de dólares en los próximos siete años, según un informe de 2017 del Foro Económico Mundial.

Para las empresas que cotizan en bolsa, la falta de capitalización de estos recursos —por ejemplo, el agregar más mujeres a sus juntas directivas y a cargos de alta dirección— representa un costo de oportunidad sustancial.

Los eventos de “Campanazo en favor de la Igualdad de Género” de este año incluyen más de 60 bolsas de valores en todos los continentes del mundo.

Las bolsas participantes son alentadas a asumir una postura pública que señale su compromiso de apoyar la equidad de género, incluyendo su adhesión a los Principios de Empoderamiento de la Mujer de Naciones Unidas—que son directrices para empoderar a la mujer en el lugar de trabajo, los foros públicos y la comunidad.

Las bolsas de valores que participan en esta iniciativa son también alentadas a priorizar la diversidad en sus propias estructuras corporativas mediante la implementación de políticas laborales favorables a las mujeres; a desarrollar productos de inversión orientados a la mujer; a informar a los accionistas sobre objetivos, políticas y prácticas de diversidad; y a aumentar el número de mujeres en puestos de alta dirección y en sus juntas directivas.

“Como líderes, empresarias, trabajadoras y consumidoras, las mujeres son fundamentales para el crecimiento incluyente —crean modelos de negocio que impulsan la creación de empleo, construyen mercados de capitales y aumentan los ingresos per cápita, al tiempo que promueven el desarrollo sostenible”, expuso Jingdong Hua, Vicepresidente y Tesorero de IFC.