Menú Finanzas personales

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Siguenos en:

  • Facebook: urbeconomicanews
  • Twitter: urbeconomica
  • YouTube: urbeeconomica
Prevén especialistas recesión global en 2019 PDF Imprimir E-mail
Mercados
Escrito por Redacción Urbeconómica / Agencias   

En el marco de su conferencia anual en el European Press Day, Simon Ward, economista jefe de Janus Henderson, consideró que nos encaminamos hacia una recesión global en 2019 y los bancos centrales no reaccionarán a tiempo.

 

"Mi perspectiva actual es una de las más negativas que he dado en los últimos años", estimó el economista jefe de la gestora quien basa sus análisis macroeconómicos en el flujo de dinero que hay moviéndose en una economía.

El experto augura un frenazo de la economía en la segunda mitad de 2018 que terminará traduciéndose en una recesión el próximo ejercicio, una opinión muy poco compartida actualmente entre los analistas. "El dinero real mueve la economía. Desde 1960, cuando el crecimiento del flujo monetario alcanza el cénit, este se traslada en un periodo de 6 a 12 meses al crecimiento económico", explica el experto.

"El buen momento de crecimiento que estamos viviendo ahora se predijo previamente por los movimientos de la masa monetaria", añadió.

Sin embargo, a mediados de 2017 la masa monetaria global marcó su último pico en crecimiento, algo que sugiere que el avance económico "debería estar tocando techo actualmente", sufriendo un descenso "significativo" desde el momento actual, que apunta a desembocar en "una recesión global en el año 2019".

El economista dijo que otras señales que apoyan su tesis de un frenazo en el crecimiento global. "En la economía no hay un único ciclo, hay diferentes, que interactúan entre ellos: el ciclo de generación de existencias, el de la inversión de los negocios y el inmobiliario. Las recesiones habitualmente ocurren cuando dos de estos se debilitan simultáneamente, y las grandes recesiones tienen lugar cuando el frenazo se produce en el mismo año".

Teniendo en cuenta que históricamente el ciclo de generación de existencias dura entre tres y cinco años, que el de la inversión dura entre siete y once años, y que el inmobiliario tiene una duración entre 15 y 25 años, el experto avisa del riesgo de que en 2019 o 2020 coincida un momento de debilidad en los dos primeros.

Una de las preocupaciones de Ward es que "los bancos centrales han estado muy centrados en la inflación durante los últimos años, y creo que por ello serán lentos en responder a los signos de un crecimiento que muestre debilidad".

Esto sería un problema añadido a la recesión: "Si llegase, sería una sorpresa para el consenso y para los bancos centrales. La cuestión clave es cómo la Reserva Federal y otros grandes bancos centrales retrocederán en sus estrategias actuales".

"En Estados Unidos la tasa de desempleo y la oferta de trabajo disponible han convergido hasta un nivel que sólo se ha visto en cuatro ocasiones desde la postguerra: en 1955, 1965, 1972 y 1999. En los cuatro casos el coste laboral creció significativamente en los siguientes años. Si ocurre, esto generará presión alcista en la inflación, y caídas en los márgenes de beneficio, algo negativo, especialmente para el mercado de renta variable".