A un semestre del sismo en Puebla, las heridas no cierran PDF Imprimir E-mail
Mesoregiones
Escrito por Mauricio García León   
Lunes, 19 de Marzo de 2018 18:15

A un semestre del sismo del 19 de septiembre de 2017, la reconstrucción de las heridas, del capital social y económico transcurre con una calma pasmosa, en medio del calor soporífero en localidades de 112 municipios de la Mixteca de Puebla donde se registró el epicentro.

Mudos testigos se plasman en la numerología: 45 vidas humanas, 105 heridos y perdidas económicas por cinco mil 254 millones de pesos, mil 614 escuelas dañadas, 67 con daño total, así como 96 hospitales dañados.

Ese 19 de septiembre Puebla se convirtió en trending topic, nueve mil twits alcanzaron a 40 millones, La atención se volcó a las víctimas: tras el sismo, no le dimos oportunidad a la fatiga: A la declaratoria de emergencia en 112 municipios, todos unidos, sin importar diferencias de edad, de género, de condición económica, nos convertimos en unidad y con ella nos volcamos para ayudar a los demás. La bondad de las y los poblanos se asomó por todos lados, refirió el gobernador del estado, Antonio Gali Fayad, en su más reciente informe.

Las más afectadas por número fueron las viviendas: 28 mil 355, pero de estas solamente mil 350 gozaban de algún tipo de seguro, con daños valuados en 639.5 millones de pesos.

La cifra dista en cerca de mil millones de pesos a las estimaciones de pérdidas en hogares de mil 637 millones de pesos hechas por el gobierno estatal y federal.

Aunado a ello en Puebla se estima hay más de 56 mil unidades económicas que sufrieron alguna afectación por el sismo, pero de estas solamente 199 industrias, 273 comercios y 39 hoteles tenían algún tipo de seguro.

Tras pérdidas estimadas en 108.9 millones de pesos en esos negocios, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reporta avances del 17 al 45 por ciento entre las solicitudes pagadas y registradas al cierre de enero 2018.

Los bienes asegurados en Puebla suman unos dos mil 519 que solicitaron el pago de una indemnización valuada en mil 201 millones 818 mil pesos, alrededor del 22.9 por ciento del monto total de pérdidas para bienes con o sin seguro en el estado donde se registró el epicentro del sismo.

Ese martes a las 13:14 horas, nadie hubiera imaginado que el estado de Puebla registrara un sismo con epicentro en los límites con Morelos, en San Juan Pilcaya, donde ocho de cada 10 casas quedaron en ruinas.

Juanito, un niño de San Pedro Atlixco, a quien le cayó una piedra del techo, pero gracias a su maestro que lo salvó, vivió para contarlo, incluso al Presidente Enrique Peña Nieto… No tuvo la misma suerte un amigo suyo que fue a un bautizo en Atzala, donde las familias Escamilla y Villanueva quedaron sepultadas por los escombros de la iglesia.

APOYO A LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

Suman 558 empresas que recibieron o están por hacerlo fondos para la reconstrucción derivada de afectaciones por los sismos de septiembre del 2017 en el estado de Puebla, incluidas aportaciones a fondo perdido por 10 mil pesos a 495 establecimientos diversos.

Así lo explican el delegado de la Secretaría de Economía, Juan Pablo Jiménez Concha y el director estatal de Nacional Financiera, José Luis Flores Hernández, quienes confirmaron se desarrolla la evaluación de solicitudes de crédito por unas 63 empresas que acudirían a financiamientos hasta por dos millones de pesos.

Fueron unos 112 municipios afectados por los sismos en el estado de Puebla; sin embargo, los apoyos para empresas por parte del gobierno se concentraron en unas tres localidades: Puebla capital, Atlixco e Izúcar de Matamoros.

En específico, Economía liberó recursos a 495 empresas afectadas por el sismo que recibieron 10 mil pesos a fondo perdido.

Acatlán, Atlixco, Atzala, Chiautla, Chietla, Coatzingo, Cuautlancingo, Huehuetlán el Chico, Ixcamilpa de Guerrero, Izúcar de Matamoros, Puebla, San Andrés Cholula, San Pedro Cholula, Tehuacán, Tehuitzingo, Tepanco de López, Tepexi de Rodríguez, Tepeyahualco de Cuauhtémoc, Tilapa, Tlacotepec de Benito Juárez, Tlapanalá, Tleotalco, Tochimilco y Zapotitlán, fueron tan sólo algunos de los municipios afectados por el sismo.

En paralelo, a seis meses del evento, se están evaluando créditos disponibles para apoyar la reconstrucción.

En ese sentido, hay 70 millones de pesos aportados por gobiernos federal y estatal, así como 63 aspirantes a acceder a fondeo por 83 millones de pesos, dio a conocer el representante estatal de Nacional Financiera.

Flores detalló que de ese grupo hay cuatro casos rechazados a este esquema que plantea apoyos como plazos de gracia de 6 meses para el primer pago, tasas preferenciales del 11 al 12 por ciento, con garantías Nafin.

Asimismo confirmó que hay recursos para otros casos donde se registraron daños financieros por caída en ventas, donde se les puede apoyar con capital de trabajo para insumos y nómina.

En ocho casos se han liberado ya fondos a través de la banca de primer piso y el resto está en valoración, detalló.

NI UNO POR CIENTO APOYADOS

Suman 56 mil 34 unidades económicas del estado de Puebla afectadas por el sismo de 376 mil 588 impactadas en las ocho entidades, conforme el análisis Encuesta sobre las Afectaciones de los Sismos de Septiembre de 2017, que realizo el INEGI.

Las damnificadas en el estado sumaron el 16.5 por ciento de las 339 mil 601 unidades económicas del estado, mientras que a nivel país 16.1 por ciento de dos millones 339 mil 58 establecimientos.

Entonces, del total de establecimientos el 83.9 por ciento de sus propietarios declaró no haber sufrido daños en su infraestructura productiva ni afectaciones en los servicios que brinda, mientras que 22.87 por ciento tuvo que cerrar al menos tres días para normalizar actividades.

De hecho, producto de los sismos, empresas se vieron en la necesidad de postergar proyectos, como el caso de la Franquicia Agua Inmaculada.

Agua Inmaculada tiene presencia en México, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Perú y más recientemente Brasil, aunado a que se analiza su expansión a Rusia y Marruecos, lo cual sucederá en 2018.

Eymard Argüello, el creador de la franquicia, con más de ocho mil puntos de venta en el país y el extranjero puede ser considerado una de las víctimas del sismo, pues la Arquitecta encargada de las obras en la planta de Cuautlancingo no registró licencias, uso materiales de mala calidad y la planta fue declarada como un lugar no seguro de trabajo.

Argüello tuvo que postergar un trimestre proyectos como la entrega de equipos y maquinaria para la atención de nuevos franquiciatarios. Tan sólo en la apertura de cada franquicia se invierten desde 60 mil pesos y al mes se abren 100 puntos venta. Las afectaciones se estiman en 12 millones de pesos.

CORRUPCIÓN Y FALTA DE PREVISIÓN EN EVIDENCIA

Los sismos pusieron en evidencia la corrupción y “los ahorros” en diversas obras que se basaron en cargas muertas y que no midieron la magnitud de eventos y riesgos, aseveró el presidente de la Asociación Nacional de Laboratorios Independientes al Servicio de la Construcción, José Luis Méndez Ramírez.

Estimó que hasta 30 por ciento de las obras que colapsaron por los sismos del 2017 fueron por mala calidad, “muchas veces asociada a corrupción”, así como a tratar de reducir costos de producción en construcción en niveles de entre 20, 30 y 40 por ciento, dependiendo el sector.

Esto explica también por qué la gente tampoco adquiere seguros para sus inmuebles, a pesar de ser su patrimonio más importante. Casi siempre se desestima un riesgo o se plantea que “a mí no me va a pasar”.

Ello además de una serie de vicios ocultos que pueden detectarse a través de la operación de laboratorios independientes, dijo el representante de la Asociación con presencia en 14 estados y 350 laboratorios y empresas certificadas.

Comentó que muchos de los edificios con la Normativa Vigente también fallaron, pero también obras que incumplieron, “por lo cual hablar de un porcentaje no representa algo, sino simplemente al no cumplir ya están expuestos a un riesgo, el hecho es que fallaron por mala calidad”.

Méndez Ramírez señaló que hubo una serie de obras diseñadas con base en cargas muertas, pero no accidentales, es decir, sin considerar zonas sísmicas, por lo cual ante un evento de esta naturaleza no soportaron los movimientos telúricos. Una lección que costó en Puebla 45 vidas.

LA EMERGENCIA

La perspectiva desde el gobierno es distinta: tras el sismo, no le dimos oportunidad a la fatiga: A la declaratoria de emergencia en 112 municipios, “Todos unidos, sin importar diferencias de edad, de género, de condición económica, nos convertimos en unidad y con ella nos volcamos para ayudar a los demás. La bondad de las y los poblanos se asomó por todos lados”.

Así, para el caso de casas se destinarán un mil 254 millones de pesos entre esos niveles de gobierno para la reconstrucción de 28 mil 371 viviendas afectadas; mil 900 millones para mil 614 escuelas con daños, además de que se estimó en dos mil millones las afectaciones a 465 templos y 109 millones más para 14 hospitales y 82 centros de salud.

Las cifras del gobierno distan mucho entre lo dañado y asegurado. En Puebla el sector público sólo sumó 15 solicitudes con un monto estimado de pérdida superior a los 381 millones de pesos, con un avance de 26.67 por ciento de solicitudes pagadas en relación a las registradas en el corte al 31 de enero desarrollado por la AMIS.

LOS ASEGURADOS

Del total correspondiente a Puebla, dos mil 287 solicitudes por una suma de alrededor de 1 mil 187 millones de pesos, derivaron de los desastres causados por el movimiento telúrico del 19 de septiembre del año pasado, conforme la AMIS.

A nivel país son 45 mil 42 solicitudes por un importe de más de 25 mil 251 millones de pesos, las correspondientes a los daños causados por los terremotos del 7 y 19 de septiembre pasado, con un avances de 43.6 por ciento en solicitudes pagadas.

El informe de la AMIS reveló que los reclamos registrados por los fenómenos naturales del 7 y 19 de septiembre en Puebla, 881 son por daños en casa habitación por un saldo de aproximadamente 618.5 millones de pesos.

En tanto, de casa habitación con crédito hipotecario se reportaron 469 casos de solicitudes de indemnización por una cantidad estimada de 21 millones de pesos.

Por su parte, las reclamaciones por el sector productivo en Puebla registran 273 solicitudes por comercios por un monto de 45.48 millones de pesos; 199 por industrias por 52.35 millones de pesos; 106 por oficinas por un monto estimado de pérdida de 26 millones de pesos; 11 de agencias automotrices por cerca de 21.25 millones de pesos, y 39 de servicios de hospedaje y hoteles por poco más de 11 millones de pesos de pérdida estimada.

De hecho, la  AMIS precisó que de los fenómenos del 7 y 19 de septiembre, el sector asegurador ubicó en Puebla que casas habitación y gobierno fueron los sectores con mayores afectaciones con 83.2 por ciento de los montos de pérdidas estimados.

Puebla suma 112 municipios donde se cuantificaron afectaciones por los sismos en septiembre que afectaron ocho estados del país, no obstante, solamente registra 5.6 por ciento de las solicitudes de indemnización dirigidas a compañías aseguradoras y 4.8 por ciento del monto estimado de pérdidas por bienes que contaban con algún tipo de seguro.

Pero también hay otros damnificados que no corrieron con mejor suerte.

Por ejemplo, en Tehuacán, un grupo 54 familias de la Unidad Habitacional Allende de Tehuacán advirtieron que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) únicamente les entregó 15 mil de los 25 mil pesos prometidos por daños parciales en sus departamentos.

Son únicamente una cuarta parte de los 200 damnificados reportados ante instancias gubernamentales en esa localidad, luego que casas y negocios de Tehuacán que presentaron daños en sus estructuras no fueron considerados o los apoyos no llegaron.

De acuerdo con lo externado por los afectados, únicamente en estos edificios el pendiente financiero es de 540 mil pesos

“También nos condicionaron, que teníamos que comprar forzosamente en una tienda de materiales que se llama San Otilio, por lo que vino una persona a revisar que se estaban llevando los trabajos, se les dieron las notas de lo que se compró y nos dijeron que después de meter las copias llegaron otros 10 mil y a la fecha no hemos recibido nada”, señaló Zoila Osorio Daza,

Mariela Saucedo y Adriana Miranda señalaron que han gastado más de lo que les han dado, por lo que algunos se han tenido que salir a buscar otro lugar donde vivir.