Acusa MORENA blindaje de NAICM para complicar cancelación PDF Imprimir E-mail
Sectores Económicos
Escrito por Redacción Urbeconómica / Agencias   

Mediante la colocación de un fideicomiso de inversión en infraestructura y energía (Fibra E) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el gobierno federal prentende blindar la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, situación que encarecería la cancelación del proyecto.

 

Así lo señaló Javier Jiménez Espriú, eventual Secretario de Comunicaciones y Transportes, en caso de que López obrador gane las elecciones presidenciales del 1 de julio, al señalar que “esto lo hacen, con la idea de que, ante el monto de lo comprometido, se haga demasiado cara la cancelación del proyecto".

Aún si el proyecto no resulta técnicamente conveniente o resultan desorbitados sus costos de construcción y mantenimiento”, afirmó.

Jiménez Espriú expuso que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) pretende colocar el 23 de abril la emisión de una Fibra E, en el mercado local, para financiar la construcción del nuevo aeródromo hasta el año 2020.

Consideró que esa situación no sólo haría más costosa la cancelación del proyecto, sino que implicaría también la privatización de la obra.

“Resultaría preocupante que funcionarios públicos actuaran con la irresponsabilidad de, premeditadamente, hacer más cara la cancelación de un proyecto que puede no ser técnicamente viable", expuso.

Destacó que el Grupo Aeroportuario ha comprometido ya el 85 por ciento del costo total del proyecto, que son 13.3 millones de dólares, es decir, 250 mil millones de pesos, “el doble lo que lo que se dijo originalmente que costaría la primera etapa, que debió terminarse según el proyecto original en 2018 y tiene un retraso no menor de tres años. Lo que esto implica en costo adicional es terrible”.

Argumentó que el Grupo dispone actualmente 6 mil millones de dólares que adquirieron con bonos, “y que no se han utilizado por el retraso de las obras, (por eso) quieren hacer la operación blindaje”.

Por ello, pidió a las autoridades federales y del GACM que no realicen la colocación del instrumento financiero conocido como Fibra E.

“Exigimos al gobierno de México y al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México el informar a los mexicanos, verdaderos dueños del patrimonio nacional, qué compromisos adquirirían, además de los estrictamente económicos y financieros, en beneficio de quienes participarán en el financiamiento con las Fibras E y en detrimento de la soberanía del Estado en un punto estratégico de la infraestructura nacional como es el aeropuerto más importante del país”, destacó.