El Pulso de la Industria / Gestionar la incertidumbre PDF Imprimir E-mail
Nuestros Columnistas
Escrito por Ing Thomas Karig   
Martes, 10 de Abril de 2018 06:00

Seguramente a todos nos pasa: el tema de conversación inevitable en cualquier reunión es ¿Quién va a ganar las elecciones? ¿Y qué va a pasar si queda…ya sabes quién?

 

Obviamente nadie tiene una buena respuesta, porque la verdad es que…no sabemos. Entonces, mejor hablemos de lo que si sabemos, y de lo que está en nuestras manos.

Lo que si es un hecho que nos debe de dar cierta tranquilidad es que la economía mexicana se ha seguido fortaleciendo, sobre todo en el sector exportador.

En el mercado interno, el índice de confianza del consumidor sigue siendo mejor de lo que fue hace un año cuando asumió el mando el Señor. Trump. Y aunque este último anda espantando a las bolsas con su pleito con China, y alebrestando a la clase política con sus declaraciones, por el otro lado parece ser cada vez más probable, y conveniente para todos, un acuerdo sobre el TLCAN. Pronto lo sabremos, y lo podremos comentar.

Esa realidad es la que va a ser el punto de partida para el nuevo presidente de México, es más, las decisiones económicas que podrá tomar están básicamente reducidas a cómo gastar el dinero del presupuesto federal, y aun eso está acotado.

Claro que va a ser fundamental que las instituciones del estado mexicano funcionen correctamente, algo que ha sido, y seguirá siendo, lo que la comunidad empresarial y la sociedad civil deben exigir y apoyar activamente.

Lo que cada uno de nosotros, en nuestras empresas o negocios, podemos hacer, es asegurarnos que tengamos bien estructurados y controlados nuestros procesos internos, bien claros nuestros indicadores clave, y sobre todo, que nuestro cumplimiento con las leyes que aplican a nuestra actividad sea impecable.

Con tantos riesgos que presenta el entorno, más vale que los riesgos de nuestra propia operación los tengamos bien identificados, mitigados y controlados. No nos confiemos en que la cosas siempre van a salir bien porque hasta ahora nunca han salido mal. La ley de Murphy es una ley universal, pero no inevitable.

La gestión de riesgos operativos es una disciplina que adquiere cada vez más importancia, y su implementación es posible en cualquier empresa sin que esto signifique tener que invertir grandes recursos en sistemas o estructuras.

Solo requiere entender el concepto, e integrarlo a la función de los tomadores de decisión en nuestra organización. El ejecutivo que afirme que no tiene riesgos en los procesos bajo su responsabilidad, no está desquitando su sueldo. Lo que esperamos es que nos demuestre que tiene todos los riesgos bajo control.

Blindemos a nuestras empresas contra eventos indeseables y potencialmente costosos. Una oportunidad de adquirir más conocimiento sobre este tema es participando en el curso de Gobernabilidad que estaremos impartiendo en el IESDE a partir del 16 de mayo. Más información en www.iesde.mx.

Escúchame cada segundo lunes en Radio Imagen Puebla, FM 105.1, a las 8:40 PM.