Desaceleración China, prueba para mercados emergentes: Fitch PDF Imprimir E-mail
Mesoregiones
Escrito por Redacción Urbeconómica   

La desaceleración económica de China que sería necesaria para estabilizar su nivel de endeudamiento corporativo en el mediano plazo, tendría efectos de arrastre importantes para la economía global, advirtió Fitch Ratings en un reporte reciente.

 

 

Los efectos económicos serían más fuertes para los mercados emergentes que presentan una dependencia alta en productos básicos (commodities) o vínculos comerciales estrechos con China, mientras el impacto del crédito soberano también dependerá de amortiguadores externos y fiscales, así como de las políticas que se implementen como respuesta.

El escenario supone una desaceleración fuerte de gasto de capital que reduciría el crecimiento del PIB en alrededor de un punto porcentual al año durante varios años en relación con la línea de base.

En su análisis, Fitch modeló una tendencia controlada hacia la estabilización de la deuda corporativa que evita la inestabilidad financiera y un cambio importante en el tipo de cambio de China, pero que aún conlleva cierta pérdida de confianza en los activos de los mercados emergentes.

Además, la agencia estima que los precios mundiales del petróleo y de los metales serían entre 5% y 10% inferiores a los de la línea de base.

Productores de petróleo en países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) se han posicionado mejor para hacer frente a una caída en los precios del petróleo después de fortalecer sus políticas en los años recientes. El impacto de la desaceleración de la inversión china en Rusia, por ejemplo, debería suavizarse con una flexibilidad mayor del tipo de cambio, metas de inflación y una postura fiscal más conservadora, y podría no ser tan severo como lo estima el modelo, que se basa en relaciones históricas.