Inicio

Detienen al presidente ejecutivo de Audi por "dieselgate"

El presidente ejecutivo de Audi, Rupert Stadler, fue detenido como parte de las investigaciones que se realizan en Alemania por el escándalo de manipulación de emisiones de automotores.

 

Rupert Stadler se convierte en el directivo de mayor rango en ser arrestado; mientras que Herbert Diess, trata de introducir una renovada estructura de liderazgo y acelerar el cambio del grupo hacia los vehículos eléctricos.

Dentro de la investigación en el asunto del diésel y los motores Audi, la oficina del fiscal de Múnich ejecutó una orden de arresto contra Rupert Stadler el 18 de junio de 2018, dijo la oficina del fiscal de Múnich en un comunicado.

Tras comparecer ante el juez, el magistrado ha ordenado que continúe bajo custodia, dijeron los fiscales, agregando que querían evitar que obstruyera la investigación o destruyera pruebas. Audi y Volkswagen confirmaron la detención y reiteraron que aún existía la presunción de inocencia para Stadler.

La pesquisa a Stadler se centra en los vehículos vendidos en Europa que se cree que estaban equipados con un software que desactivaba los controles de emisiones durante la conducción regular. Volkswagen se declaró culpable de los cargos presentados en su contra en Estados Unidos y dos gerentes de la automotriz cumplen condena en penales estadunidenses.

El 17 de mayo, el Consejo de Administración de AUDI AG ratificó a Rupert Stadler como Presidente del Comité Ejecutivo. También se actualizó y amplió el área de Cumplimiento e Integridad, cuyo máximo responsable reportará directamente al Director Financiero Axel Strotbek.

Ahora, el 12 de junio, la Fiscalía de Múnich confirmó las investigaciones a Rupert Stadler, CEO de Audi, y a otro miembro del Consejo de Administración de la marca, cuyos domicilios fueron examinados según medios locales, por presunta responsabilidad indirecta en la emisión de certificados falsos de esas emisiones y en relación con vehículos diésel comercializados en Europa.

La Fiscalía precisó que con estos dos nuevos responsables de Audi asciende a 20 el número de personas investigada.

Las detenciones se dan después de que a inicios de mes la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) de Alemania obligara a revisar los modelos A6 y A7 de Audi con motorizaciones Diesel de tres litros y paralizara la venta de nuevos vehículos de este modelo por contar con un dispositivo ilegal para manipular las emisiones de gases contaminantes.

La KBA anunció a principios de mayo que había abierto una investigación a este respecto y Audi reconoció "incidentes" que habían llevado a la suspensión temporal de la entrega de los vehículos fabricados a los concesionarios.

 

Please publish modules in offcanvas position.