El Pulso de la Industria / Puebla, punto de encuentro de culturas

Esta semana el Gobernador de Puebla, junto con el alcalde de la ciudad y varios embajadores, inauguraron en la zona de La Constancia un espacio que reconoce la aportación de los inmigrados al desarrollo de Puebla.

Me parece que este evento es muy oportuno en las épocas que vivimos, para recordar que Puebla, y México, han avanzado gracias a su capacidad de atraer y asimilar a inmigrantes de otros países que con su trabajo han ayudado a generar empresas y empleos en esta comunidad.

Ahora se mencionaron 5 nacionalidades que se han asentado en Puebla hace varias generaciones: los españoles, por supuesto, y los alemanes, los libaneses, franceses e italianos. Y quiero hacer mención por razones obvias, de los alemanes.

La historia de Alemania en Puebla no empieza con Volkswagen, sino con algunos inmigrantes que llegan a finales del siglo 19 para dedicarse a la agricultura, como fue por ejemplo la familia Petersen. Estos primeros inmigrantes alemanes tomaron una decisión importante en 1911: fundar un Colegio Alemán.

Hoy el Colegio Humboldt es una de las instituciones educativas más prestigiadas no solo en Puebla, sino en el ámbito internacional de los colegios alemanes reconocidos y apoyados por el gobierno de Alemania.

Otra institución mexicano-alemana que ha sido protagonista del desarrollo comercial e industrial de México desde 1929 es la Cámara Mexicano Alemana de Comercio e Industria, CAMEXA, representada en Puebla por un descendiente de estos primeros inmigrantes, Dirk Petersen.

Cuando Volkswagen decide establecerse en México, la comunidad alemana juega un papel importante para convencer a la empresa de dar este paso. Y la existencia de un colegio alemán en Puebla sin duda fue un factor relevante en la decisión de donde ubicar la nueva planta, al igual como lo fue para Audi 50 años después.

¿Por qué vale la pena recordar todo esto? Porque México ha logrado una buena parte de su desarrollo industrial y comercial gracias a la apertura que el país ha mostrado para recibir a visitantes, inversionistas e inmigrantes extranjeros. Y esto va mucho más allá de los tratados comerciales que son un fenómeno relativamente reciente.

Es una historia de personas que han llegado a este país y a esta ciudad, que se han sentido bienvenidos y decidieron formar parte de esta sociedad y trabajar por ella. Yo me siento afortunado de pertenecer a este grupo.

Hoy que estamos enfrentando, no solo en el país vecino del norte, tendencias y voces de xenofobia y rechazo a la inmigración, me parece que es una señal muy oportuna que está dando el gobierno de Puebla. México y Puebla van a seguir prosperando, trabajando de la mano con otros pueblos y culturas, con o sin tratados de libre comercio.

Escúchame todos los lunes en Radio Imagen Puebla, FM 105.1, a las 8:40 PM, y contáctame en www.tkonsult.com.mx.