Poblanos entre los más infieles

El enemigo silencioso de la piel ¡Cuídala este verano!

El riesgo de desarrollar cáncer de piel de tipo Melanoma es más frecuente cuando llega el verano, debido a la intensidad de los rayos del sol y la exposición indiscriminada a éste buscando el bronceado perfecto.

El melanoma es un tipo de cáncer que se desarrolla en las células que producen melanina, el pigmento que da color a la piel. Éste puede comenzar como un lunar, pero también puede iniciar en otros tejidos pigmentados como en el ojo o en los intestinos.

Este cáncer representa el 2 por ciento de todos los tumores cutáneos y es más agresivo que otros tipos de cáncer de piel. Datos recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacan que, en 2012, la incidencia mundial de Melanoma en hombres fue de 120 mil 649 y para mujeres de 111 mil 481. En cuanto a mortalidad se refiere, fue de 31 mil 390 en hombres y en mujeres de 24 mil 098.


En época de verano los casos pueden incrementar especialmente en las personas que se exponen su piel directamente a los rayos ultravioleta (UV) en la playa, de paseo en la montaña, caminatas dominicales, recorridos citadinos o bien, haciendo ejercicio al aire libre.

Antes de realizar cualquiera de estas actividades deberías considerar las siguientes medidas para proteger tu piel y prevenir el desarrollo de este tipo de cáncer:

Evita la exposición al sol, en especial de diez de la mañana a cuatro de la tarde, ya que es la hora en la que los rayos UV son más fuertes.

Aplica protector solar en rostro, cuello, brazos y demás zonas de la piel descubiertas, 30 minutos antes de exponerte al sol y repite cada dos o tres horas después de la exposición.

Es recomendable no utilizar las camas bronceadoras. Estar dentro de una de estas cabinas por 15 minutos equivale a la exposición de un día (24 horas) al sol.

Autoexamina tu piel una vez al mes para detectar lunares o manchas extrañas con la regla del ABCDE, es decir, revisando su Asimetría, los Bordes, el Color y Diámetro y la Evolución de esos lunares o manchas.

En caso de observar algún lunar o mancha que no cumpla con la regla ABCDE, acude al dermatólogo.

Aún y cuando los días estén nublados, es importante proteger la piel, ya que las nubes y niebla no protegen del sol e incluso pueden llegar a intensificar los rayos UV.

Protege a tu familia también utilizando lentes oscuros, gorra o sombrero y ropa de mangas largas para brazos y piernas.

Caminar bajo la sombra en espacios al aire libre.

Si bien es cierto que las personas de piel clara y ojos de color son los más vulnerables a desarrollar Melanoma, también las personas de piel oscura y morena deberán de seguir estos mismos cuidados.

Afortunadamente existen tratamientos para combatir diferentes tipos de cáncer de piel y en especial, el melanoma. La cirugía, la radioterapia y recientemente la inmunoterapia son tratamientos efectivos para tratar el melanoma, incluso en etapas avanzadas de la enfermedad. Sin embargo, la mejor forma de tratar una enfermedad es no tenerla, es decir prevenirla.

Por: Jerónimo Rodríguez Cid, médico Oncólogo del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y Hospital Médica Sur Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, pertenece a la Sociedad de Médicos de Médica Sur, International Association for the Study of Lung Cancer y American Society of Clinical Oncology.

Please publish modules in offcanvas position.