Inicio

Trump vs el Libre Mercado

La semana pasada el presidente de los Estados Unidos había amenazado al mundo con imponer impuestos arancelarios a las exportaciones sobre el acero del 25% y aluminio con 10%; por ahora México y Canadá quedaron exentos de dicha acción del gobierno estadounidense.


 

Donald Trump firmó una proclama con la que instruye imponer aranceles a todos los demás países que exportan acero y aluminio y afirmó que sus socios comerciales del TLCAN quedan por ahora excluidos, esto mientras continúan las renegociaciones del tratado comercial más importante del mundo.

Mientras que estos impuestos entrarán en vigor dentro de 15 días, las renegociaciones que continuarán en abril van a un paso lento, apenas se han revisado 6 de 30 capítulos. Por lo que se duda el TLCAN sea firmado incluso por el presidente Peña, sino por su sucesor en 2019.

La acción proteccionista de Trump para el sector siderúrgico de su país no fue bien vista por los republicanos de la Cámara baja, ya que podría desatar una guerra comercial con los países que han sido afectados con esta decisión unilateral del presidente Trump.

Fiel a su estilo el presidente estadounidense, manifestó que no era justo el trato que los países exportadores de acero y aluminio le ofrecen a Estados Unidos, por lo que aseguró que les dará la oportunidad a cada uno de ellos de sentarse a negociar y definir nuevas tasas arancelarias.

Debemos de tener claro que quedamos excluidos mientras se renegocia el TLCAN y el rumor de su cancelación siempre ha estado presente, por lo que debemos estar preparados para una posible afectación de tasas arancelarias.

Mientras Trump continúa con su promesa de campaña de “America first”, los intereses de Estados Unidos serán una prioridad para quien lleva las riendas de los acuerdos comerciales y podría marcar una tendencia para los próximos acuerdos con la Unión Europea quienes serán afectados en sus exportaciones.

Trump podría comenzar con lo que sería un nuevo liberalismo en donde los beneficiarios serian estadounidenses; sin embargo, no sería muy prudente “estirar tanto la cuerda” por parte de Estados Unidos, porque lejos de generar un beneficio para sus empresas podrían empezar a aislarlas y los exportadores de acero y aluminio podrían buscar nuevos socios comerciales que abran sus fronteras. Ejemplo de ello fue la firma del Tratado Transpacífico sin la presencia de Estados Unidos.

 

Please publish modules in offcanvas position.