Banner

Certeza jurídica y seguridad, oferta Barbosa a empresarios

Puebla, con el peaje más caro por OHL

En territorio poblano, la constructora española Obrascón Huarte Lain (OHL)  cuenta con autopistas que aparecen entre los peajes más altos. Los aumentos en ganancias de OHL están relacionadas con la incorporación de los cobros del Libramiento Elevado de Puebla, cuya concesión empezó a generarle ingresos a partir de 2016.

De acuerdo con los informes de OHL ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), "la principal fuente de ingresos en efectivo de la compañía está representada por las cuotas de peaje que cobra en sus autopistas", máxime las del CEM que, en promedio entre 2013 y 2017, representaron el 59% de los ingresos por peaje, por un monto acumulado de 14 mil 487 millones 38,000 pesos.

El resto de las concesiones de peaje de OHL, –las autopistas Amozoc-Perote y Urbana Norte, así como el Viaducto Bicentenario, la Supervía Poetas y el Libramiento Elevado de Puebla– le generó ingresos por 10 mil 251 millones 179 mil pesos para el periodo. Sólo en el primer semestre de 2018, las seis concesiones de la constructora española reportaron "ingresos por cuotas de peaje" por 2 mil 453 millones 385 mil pesos.

Según análisis de economiahoy.mx, en 45 años, la empresa OHL, ahora conocida ahora como Aleatica y denunciada por despojo de tierras ejidales, además de abuso y colusión en el cobro de tarifas de peaje, seguirá cobrando en casetas de autopistas y vialidades.

La firma anunció la semana pasada que, como parte de un acuerdo firmado con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en 2011, las tarifas de peaje en el Circuito Exterior Mexiquense (CEM) aumentarían entre 5 y 10% (o de uno a nueve pesos, según el tramo y el tipo de vehículo).

Este aumento se suma a otros que, a lo largo de los años, han permitido que los ingresos por peaje de OHL aumenten. Entre 2013 y 2017, refieren datos financieros de la empresa, percibió casi tres veces más dinero por el cobro en casetas de pago –las utilidades antes de gastos financieros, impuestos, depreciación y amortización (UAFIDA) de OHL pasaron de mil 482 a 4 mil 246 millones de pesos anuales.

A finales de junio de 2016, la constructora anunció un incremento de 24.25 por ciento en las tarifas de la Autopista Urbana Norte –lo que supuso cuotas 6.3 veces mayores a las que cobraba en 2012, por todo el recorrido del segundo piso del Periférico capitalino–. Cinco meses después, en noviembre, OHL, con el aval del Gobierno federal, autorizó un incremento escalonado de 6 por ciento anual, por un periodo de seis años, es decir, hasta 2022, en las tarifas de la Autopista Amozoc-Puebla.

Asimismo, en agosto de 2017, la empresa aumentó en 19 por ciento el costo del tramo completo del Viaducto Bicentenario (que va de la Autopista Urbana Norte al entronque de Tepalcapa). Un año antes, esta vialidad fue motivo de una multa por 38.3 millones de pesos que la compañía debió pagar, luego de una auditoría en la que las autoridades del Estado de México determinaron que hubo falta de documentación adecuada y discrepancias monetarias por un total de 296 millones de pesos, relativas al sistema de peaje y a los precios de los materiales de construcción para diversas obras de infraestructura pública.

 

 

Please publish modules in offcanvas position.