Puebla es centro neurálgico del desarrollo: Salomón

Subirá a $8.50 costo de pasaje

La Secretaría de Movilidad y Transporte, convino con los transportistas un acuerdo de dignificación y renovación del parque vehicular, con lo que la tarifa al pasaje subirá a 8.50 pesos y de vans a 8.0 pesos a partir del 12 de octubre. 

El acuerdo busco garantizar a la ciudadanía un transporte público de calidad, seguro, eficiente e incluyente.

Las decisiones políticas que llevaron a no realizar ajustes a la tarifa del transporte público durante los últimos nueve años, mermaron la calidad del servicio, perjudicando a las y los poblanos pues se produjo un deterioro en el parque vehicular y un servicio de baja calidad, fuera de los parámetros de ley.

Por lo anterior, resulta una necesidad inminente la actualización de la tarifa, la cual se incrementará en 2.50 pesos, quedando de la siguiente manera:

Autobús, minibús o microbús = 8.50 pesos.

Van =8.00 pesos.

Tercera edad = 4.00 pesos.

Personas con discapacidad cero pesos.

En conferencia de prensa, el secretario de Movilidad y Transporte, Guillermo Aréchiga Santamaría, explicó que la nueva tarifa, con la que Puebla se coloca en la media nacional y regional, será remitida para que mañana lunes 7 de octubre se difunda en el Periódico Oficial del Estado y entre en vigor cinco días después de su publicación (12 de octubre del año en curso).

Se mantendrán los descuentos para adultos mayores y para personas con discapacidad, quedando en cuatro pesos y servicio gratuito, respectivamente.

La firma del acuerdo permitirá que las unidades del transporte público cuenten con sistema GPS, cámaras de video vigilancia y botones de pánico, tecnología que tendrá que estar vinculada a la Secretaría de Seguridad Pública.

En 120 días la Secretaría realizará una revista para corroborar el cumplimiento de los acuerdos.

De no efectuarse estos cambios en las unidades del transporte público, se procederá al retiro de vehículos o a la revocación de la concesión, según sea el caso.

Por su parte, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que los concesionarios del transporte público tienen un plazo de cuatro meses para cumplir con el acuerdo que se firmó con el gobierno del estado, el cual, además de contemplar el aumento de la tarifa, incluye mejoras en las condiciones de las unidades.

En caso de no cumplir con estas condiciones, Barbosa Huerta sentenció que se procederá la cancelación de las rutas de viaje y de las concesiones, las cuales, sostuvo, se revisan las condiciones bajo las que se entregaron por gobiernos pasados.

 

El mandatario estatal aseveró que su gobierno es consciente del costo político del incremento en el precio del servicio, pero que la medida es parte del combate a la corrupción que inició, y que tras ocho años en el que no se atendió el tema, sólo se provocó el “achatarramiento del transporte”.

 

 

Please publish modules in offcanvas position.