Confianza de los consumidores sigue a la baja

ODECO, relevo de Profeco ya podrá cobrar multas. Van por $1,500 mdp

Mauricio García León

Las Oficinas de Defensa del Consumidor que sustituyen a Profeco cobrarán a partir del primero de julio las multas que fijen, derivadas de incumplimientos en la prestación de bienes, comercio y servicio, así como hacer uso de la fuerza pública para revisar establecimientos que se nieguen a ese tipo de procesos como ha ocurrido con estaciones de servicio de gasolina.

El procurador federal del Consumidor, Francisco Ricardo Sheffield Padilla, en el marco del Consejo Consultivo de Consumo en el estado de Puebla, estimo que serán mil 500 millones de pesos tan sólo los que se recuperarán en 2019, luego que en el caso de una gasolinera radicada en la entidad que se negó a revisión fue multada con 800 mil pesos.

Los procedimientos administrativos estarán a cargo de las 35 Oficinas de Defensa del Consumidor (ODECO).

También Sheffield Padilla, ratificó la desaparición de la figura de delegaciones, aunque las funciones se mantienen y habrá 35 oficinas de atención en zonas de alto consumo: las ODECO.

Las ODECO se mantendrán en sustitución de las delegaciones de la Profeco, contando con facultades fiscales a partir del primero de julio, de forma que las multas serán cobradas por esas Oficinas y ya no por las secretarías de Finanzas de los estados, de acuerdo a la reforma a la Ley Federal de Protección al Consumidor que data del 2017. 

Cabe mencionar que las multas oscilan entre 272.86 y 27 mil 286.87 pesos, en función del valor de la Unidad de Medida y Actualización, aunque en caso de faltas reiteradas podrá rebasar los nueve millones 168 mil pesos, cuando por un mismo hecho u omisión de se cometan varias infracciones.

“Hay muchas leyendas urbanas con mucho de cierto detrás de ellas que mencionan que se burlan del consumidor, de la Profeco y de todos porqué al final nadie les cobra la multa y caen en impunidad”, acotó en torno al esquema de multas que será renovado el primero de julio, lo que permitirá a ODECO-Profeco ser autoridad fiscal, dijo en Puebla Sheffield Padilla.

Refirió que Puebla no es un mercado problemático en materia de gasolinas con respecto a otras entidades.

Definió que en función del volumen de consumidores, las estaciones de servicio de gasolina no son las que tienen mayores reclamos. El promedio es del 10 por ciento a nivel país, siendo la diferencia promedio de 10 mililitros por litro.

Adelantó que en casos donde se detectaron irregularidades podrán usar la fuerza pública en verificaciones, luego que, un abogado que fue funcionario de Profeco “asesoró” a estaciones de servicio de gasolina y les dijo que bloquearan las revisiones.

El procurador federal del Consumidor expresó que la revisión no es optativa, sino obligatoria y si se niegan a ser revisadas las estaciones de servicio de gasolina se presume la comisión de un delito el cuál se notifica a la Fiscalía General de la República.

Añadió que en el país al menos 300 gasolineras dejaron de operar derivado del combate al huachicol.

Más aún, negarse a la revisión representa una primera multa de 800 mil pesos. Sheffield dijo que el abogado en cuestión o es ignorante o abusivo, por lo cual los gasolineros están en su derecho de demandarlo por su mala asesoría.

Please publish modules in offcanvas position.